El gran Musel avanza en paralelo

   La UTE Dique Torres ya tiene fondeados 12 de los 41 cajones «pequeños» necesarios para construir el muelle Norte.  La unión temporal de empresas (UTE) Dique Torres, adjudicataria de las obras de ampliación del puerto exterior de El Musel, ya fondeó en su lugar previsto 12 de los 41 cajones pequeños que serán necesarios para la construcción del nuevo muelle Norte. Los cajones se fondean en paralelo a la línea que forma el nuevo dique Norte, la obra exterior del superpuerto.

      
   En la fotografía, tomada ayer a primera hora de la tarde, se aprecia una vista general de la obra de ampliación del puerto exterior de El Musel. En primer término, el arranque del dique Torres; al fondo, de izquierda a derecha, el dique Norte y, a la derecha, en medio de la lámina de mar, los doce cajones (en línea) ya fondeados del futuro muelle Norte, que albergará la nueva terminal de graneles sólidos. ángel gonzález

   El pasado 22 de abril la UTE Dique Torres inició una nueva campaña de verano para la construcción del superpuerto, en la que, por el momento, se culminó el fondeo de todos los cajones del dique Norte, aunque aún no se hizo su espaldón.
   
   El superpuerto tiene que estar terminado, según las previsiones de la Autoridad Portuaria de Gijón, a finales del año 2010, aunque el presidente del organismo portuario, Fernando Menéndez Rexach, considera que las obras pueden finalizarse en el primer trimestre de 2010. 

[adsense:250x250:0123456789]

      Los primeros vertidos de material a la mar para iniciar la construcción del superpuerto tuvieron lugar el miércoles 25 de mayo de 2005. Entonces, la previsión era terminar los trabajos a finales de 2008, o sea, este año. Asimismo, el presupuesto inicial de la contrata era de 579,2 millones de euros. Actualmente, la obra arrastra un sobrecoste del 40 por ciento y costará 216 millones de euros más de lo previsto. 
  
   El muelle Norte es la obra fundamental del nuevo puerto, ya que sobre dicha infraestructura portuaria se ubicará la nueva terminal de graneles sólidos de El Musel, que sustituirá a la que actualmente gestiona la empresa mixta EBHISA en el muelle del Ingeniero Marcelino León, al abrigo del dique Príncipe de Asturias. Los graneles sólidos (mineral de hierro y carbón siderúrgico para abastecer los hornos altos de la factoría gijonesa de Arcelor-Mittal y carbón térmico para quemar en la generación de energía eléctrica) son los tráficos fundamentales del puerto: alrededor del 90 por ciento de todos los tráficos anuales. La obra del superpuerto, según informó ayer la Autoridad Portuaria, se encuentra así:
    
     Dique Norte. Prosiguen los trabajos, fundamentalmente centrados en el avance del contradique. Se están efectuando vertidos terrestres y marítimos (de día y de noche). Cada día se vierten unas 25.000 toneladas de material de relleno. Actualmente, se han alcanzado en superficie 200 metros de longitud del contradique.  

   Muelle Norte. Continúa el fondeo de cajones «pequeños» (de 32 metros de largo por 29,45 metros de alto y 19,2 metros de ancho). Ya están fondeados, en paralelo al dique Norte, 12 cajones. Están prefondeados -en la zona del contradique del dique Príncipe de Asturias-, a la espera de ser fondeados frente al nuevo dique Norte, otros 18 cajones. Mientras tanto, en el cajonero Tarifa Primero, situado entre el dique Príncipe de Asturias y su contradique, se están fabricando los cajones 31 y 32 de los 41 totales necesarios para el muelle Norte. Los cajones son fabricados de dos en dos en el mismo dique flotante Tarifa Primero, que finalizó el pasado 14 de marzo la construcción de los denominados cajones «grandes» del dique Norte.  

   Rellenos interiores. Se vierten a diario unas 3.000 toneladas en torno a la denominada «mota uno». Por otra parte, los taludes interiores alcanzan 300 metros de longitud en superficie.
 
ESTA NOTICIA ES DE:  www.lnes.es